0 0
Read Time:3 Minute, 43 Second

Aquí tienes valiosos consejos para hacer maletas que he aprendido a lo largo de mis viajes. Estos trucos te ayudarán a maximizar el espacio en tu maleta y a evitar gastos innecesarios.

Todos hemos vivido ese momento en el aeropuerto cuando el peso de nuestro equipaje excede el límite permitido. En esa situación, tienes dos opciones: transferir algunas cosas a tu equipaje de mano o al de tu acompañante, si hay espacio y peso disponibles; o pagar un costo adicional por el exceso de peso, que suele ser bastante caro.

Para prevenir esto y optimizar el espacio, he ido aprendiendo diferentes técnicas sobre cómo empacar eficientemente, tanto en mochila como en valija (maleta). La mayoría de estos consejos son útiles en ambos casos.

Consejos para hacer la maleta

No sobreempaques “por si acaso”

Un error común al hacer la maleta es llenarla excesivamente, especialmente si no tenemos que cargarla como una mochila, agregando artículos “por si acaso” al ver espacio libre.

Es probable que ese suéter adicional que llevaste “por si hace frío” o los libros “por si llueve” regresen a casa sin usar.

Antes de empacar, revisa el clima en tu destino y calcula la cantidad de ropa necesaria según la duración de tu viaje y las actividades planeadas.

Para viajes largos, no necesitas ropa diferente para cada día. Elige algunas prendas adecuadas para el destino y lava la ropa durante el viaje. Un jabón para ropa siempre es útil.

La ropa de noche, que no se transpira tanto como la de día, no requiere muchos cambios, a menos que prefieras no repetir atuendos, pero eso no sería empacar eficientemente.

En el botiquín, lleva lo esencial como curitas, gasas, antiséptico y cualquier medicamento recetado. El resto puedes adquirirlo en tu destino si es necesario.

Evita las prendas que tardan en secar y se arrugan fácilmente

Además de ser selectivo con la cantidad de ropa, también considera su tipo.

Siempre viajo con camisetas de telas de secado rápido, como microfibra tipo dri-fit, ya que se pueden lavar por la noche para usar al día siguiente, además de ser livianas y ocupar poco espacio.

Naturalmente, al viajar a destinos fríos, deberás llevar abrigos que no se secan fácilmente, pero como no suelen transpirarse, probablemente no necesitarás lavarlos a menudo. En estos casos, las camisetas térmicas son una excelente alternativa, ya que te mantienen cálido, ocupan menos espacio y secan rápido.

Evita llevar telas que se arrugan fácilmente o que son delicadas para lavar a mano, ya que no son prácticas para empacar de forma eficiente.

Maximiza el Espacio en Tu Maleta

Este aspecto es crucial para aprovechar cada centímetro de tu maleta. Una técnica popular para ahorrar espacio es enrollar la ropa, lo cual además evita arrugas. Sin embargo, hay prendas, como las chaquetas voluminosas, que se deben doblar y colocar encima de todo.

Si llevas zapatos, utiliza su interior para guardar calcetines y en cualquier recipiente vacío, como un termo o un tupper, puedes poner ropa interior u otros objetos pequeños.

Cuando acomodes tus pertenencias, hazlo como si jugaras al Tetris, y si llevas artículos pesados, colócalos en la parte inferior de la maleta para evitar que se vuelque.

Viste las Prendas Más Pesadas para el Vuelo

Si el peso de tu equipaje es un problema, usa la ropa más pesada y llena los bolsillos con libros u objetos que puedas sacar de la maleta para alivianar el peso. Si llevas calzado pesado, como botas de trekking, es mejor que las lleves puestas.

Incluso si viajas de un lugar cálido a uno frío, lleva contigo la ropa de abrigo y después de pesar tu equipaje, puedes quitártela y guardarla en una bolsa extra para mayor comodidad.

Empaca Productos de Aseo en Frascos Pequeños

No es necesario llevar un shampoo de medio litro o un frasco grande de perfume. Puedes trasvasar la crema de afeitar, acondicionador, shampoo, protector solar y crema para manos a envases más pequeños y ligeros. Para el perfume, rellena un frasco pequeño de muestra, que luego puedes vaciar, limpiar y llenar con tu perfume favorito para viajar.

Guarda Líquidos en Bolsas Herméticas

Aprendí esto tras una mala experiencia en la que el shampoo se derramó en mi equipaje. Desde entonces, guardo todo líquido en bolsas tipo Ziploc para prevenir accidentes.

Si viajas solo con equipaje de mano, debes llevar los líquidos en estas bolsas para el control de seguridad, recordando que no deben superar los 100 ml por envase.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %