0 0
Read Time:4 Minute, 30 Second

Campo Bravo, una reputada entidad en el mundo de la gastronomía argentina, ha iniciado una nueva etapa de crecimiento, buscando fusionar la inigualable experiencia de las parrillas argentinas con las tendencias alimenticias globales más actuales.

Ahora buscan expandirse tanto dentro del territorio nacional como en otros países latinoamericanos a través de un modelo de franquicias.

En un contexto en el que el sector gastronómico se está recuperando tras los estragos de la pandemia, las franquicias juegan un papel crucial. El 40% de las más de 1.400 opciones de franquicias disponibles en el país se encuentran en el sector gastronómico.

Dentro de este amplio panorama, Campo Bravo, con más de dos décadas de trayectoria y éxito, ve en la expansión una excelente oportunidad de crecimiento.

La Franquicia de Campo Bravo: Una Inversión Segura

Para establecer una franquicia de Campo Bravo, el inversor debe estar preparado para una inversión total de alrededor de u$s155.000. Este monto incluye un fee de ingreso de u$s10.000 y se considera un 4% en regalías. Lo más atractivo de este modelo es que se estima que la inversión se recupera en un periodo de 24 meses.

Para una franquicia de Campo Bravo, se requiere un local de entre 140 y 160m2, con espacio al aire libre para instalar mesas. El lugar ideal sería cerca de áreas con alta afluencia de gente y polos gastronómicos reconocidos. En cuanto al equipo de trabajo, se estima una estructura de al menos 22 empleados.

¿Qué Ofrece Campo Bravo a sus Franquiciados?

La propuesta de Campo Bravo va más allá de ser una mera franquicia. Ofrece a sus franquiciados un concepto de negocio que ha sido refinado y perfeccionado durante más de 20 años. Esto incluye una marca reconocida, un menú probado que combina tradición y vanguardia, una alianza estratégica con proveedores, apoyo en la arquitectura del local, capacitación y entrenamiento del personal, y asistencia durante la puesta en marcha de la franquicia.

El Perfil Ideal del Franquiciado de Campo Bravo

Campo Bravo está buscando franquiciados con experiencia en la industria gastronómica. Aquellos que entienden las complejidades del negocio y son capaces de manejar los desafíos únicos que este plantea. En esta primera etapa de expansión, buscan personas con un trasfondo gastronómico que buscan diferenciarse en el mercado con una propuesta única.

Campo Bravo se ha posicionado como una parrilla desde su inicio en 2002, pero siempre ha buscado ofrecer un diferencial. Han integrado elementos como música, arte, ambientación y un concepto gastronómico enfocado en una alimentación consciente e inclusiva, con platos 100% gluten free, postres sin azúcar, platos keto y veganos.

Campo Bravo tiene planes de expansión tanto dentro de la capital como en el Gran Buenos Aires. También están considerando la posibilidad de expandirse a otras provincias y países limítrofes. Es un momento emocionante para invertir en Campo Bravo, una tendencia que solo crecerá con el tiempo.

Un Vistazo a la Historia y Propuesta Única de Campo Bravo

Campo Bravo es mucho más que una parrilla tradicional. Nació en 2002 y se ha esforzado desde sus inicios por ofrecer una experiencia única a sus clientes. Su estrategia se ha centrado en aportar un toque de frescura y modernidad a la clásica parrilla argentina, añadiendo música, contenido artístico y ambientación a su propuesta.

Además, a medida que otros establecimientos comenzaron a adoptar un modelo similar, Campo Bravo no se quedó atrás. En 2016, decidieron implementar un concepto gastronómico innovador para diferenciarse aún más.

Su menú se volvió 100% gluten free y añadieron postres sin azúcar, platos keto y veganos a su oferta. Esto se alinea con su visión de promover una alimentación consciente e inclusiva, donde todos tienen la oportunidad de disfrutar de una comida deliciosa y saludable.

Plan de Expansión: Conquistar la Capital, Provincias y Países Vecinos

Campo Bravo ya cuenta con tres locales exitosos en la Ciudad de Buenos Aires, ubicados en Palermo, Cañitas y Puerto Madero. En octubre, abrirán su primer local franquiciado en Lomitas, Lomas de Zamora. Sin embargo, su ambición va más allá.

Ven un gran potencial de crecimiento en otras áreas de la Ciudad, como Caballito y Villa Urquiza, y también en el corredor Norte del Gran Buenos Aires.

Además de expandirse dentro de la capital y el Gran Buenos Aires, Campo Bravo tiene sus ojos puestos en las capitales de las provincias y en los países vecinos. Han recibido consultas de Lima, Chile y algunas regiones de Europa, pero creen que su enfoque inicial debe estar en la región antes de explorar oportunidades más lejanas.

El Momento Perfecto para Invertir en Campo Bravo

Campo Bravo ofrece una oportunidad única para los inversores. En un momento en que la industria de la gastronomía está en auge y los consumidores están cada vez más informados sobre sus opciones alimenticias, la marca ofrece una propuesta única que se adapta a estas tendencias.

El modelo de franquicia de Campo Bravo es una inversión prometedora, que brinda una excelente rentabilidad y retorno de la inversión.

La confianza de Campo Bravo en su producto, su modelo de negocio y su potencial de crecimiento es evidente. Están listos para abrir sus puertas a inversores que compartan su pasión por la gastronomía y su visión de una alimentación consciente e inclusiva. Es el momento perfecto para invertir en Campo Bravo, una marca con una fuerte presencia en la industria de la gastronomía y un prometedor futuro por delante.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %